En el marco de la formulación de la Estrategia Integral de Control de la Deforestación y Gestión de los Bosques de Colombia, los días 4, 5 y 6 de julio se llevó a cabo el Taller Nacional Indígena de Salvaguardas en la ciudad de Bogotá. 

El evento, que fue facilitado por el Programa ONU REDD y WWF-Colombia, contó con representantes de las cinco organizaciones que hacen parte de la Mesa Permanente de Concertación Indígena: Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Organización de Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana (OPIAC), Autoridades Indígenas de Colombia (AICO, GOBIERNO MAYOR) y Confederación Indígena Tayrona (CIT). También participaron delegados del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y del Instituto de Meteorología, Hidrología y Estudios Ambientales (IDEAM), así como de la agencia de cooperación alemana GIZ y el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques.

Este fue un espacio de socialización entre el gobierno y los pueblos indígenas, que permitió un intercambio de visiones sobre los bosques y selvas con el fin de generar un mejor entendimiento entre las partes, y sirvió para proponer una ruta de diálogo entre ambas sobre la estrategia de bosques en el marco de la Mesa Permanente de Concertación Indígena.

El 52% de los bosques del país se encuentra en territorios de comunidades (indígenas, afrocolombianas y campesinas), de modo que el primer eje de la Estrategia Integral de Control de la Deforestación y Gestión de los Bosques se refiere a ampliar la visión de los bosques y selvas y reconocer la relación que las comunidades tienen con estos ecosistemas.

"El trabajo con las comunidades es nuestra prioridad, los bosques naturales se encuentran principalmente en territorios indígenas, de manera que es clave reconocer sus prácticas ancestrales como base de una visión compartida que nos permita generar una propuesta de desarrollo a partir del uso sostenible del bosque", manifestó César Rey, Director de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Por su parte, el IDEAM presentó un análisis de la la situación de deforestación en territorios indígenas en Colombia que fue complementado con la presentación de la estrategia de bosques. Se espera enriquecer esta estrategia con las recomendaciones de los pueblos indígenas identificadas en los diferentes espacios de diálogo en las regiones.

 

Colombia taller salvaguadas julio 2017

 

En el proceso de formulación de la estrategia, es clave garantizar a las comunidades y pueblos indígenas el respeto de sus derechos, el fortalecimiento de su gobernanza y la participación informada en la formulación e implementación de las diferentes medidas y acciones que buscan reducir la deforestación y la degradación de los bosques (REDD+). Para ello, Colombia avanza en la definición de las reglas de juego para que la implementación de dichas medidas y acciones sea desarrollada acorde con la realidad, normatividad y soberanía del país.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible expuso la propuesta para diseñar el Sistema Nacional de Salvaguardas e hizo hincapié en el componente de la interpretación nacional de las Salvaguardas de Cancún, acordadas por los países en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Las salvaguardas REDD+ tienen por objetivo anticipar, minimizar, mitigar o tratar de otro modo los impactos adversos que puedan asociarse a la implementación del mecanismo en los países.

A partir de la información que se dio en este espacio, los participantes trabajaron por grupos en algunas recomendaciones para la interpretación de las salvaguardas y para avanzar en cómo pueden ser abordadas y respetadas en territorios a partir de la visión propia de los pueblos indígenas.

Olivio Bisbicus, de la Unidad del Pueblo Awa-UNIPA, señaló que, para el pueblo Awá, este taller "fue una oportunidad de conocer el tema, se valora y reconoce que hay herramientas, avances y documentos en construcción. Esto permite avanzar y retroalimentar con aportes de las autoridades tradicionales desde sus propios análisis. REDD+ debe ser analizado desde la visión y concepción indígena, porque es otra realidad. Estamos hablando de la importancia de garantizar la protección de los territorios y por eso decimos que todos los proyectos y programas que se quieran llevar a cabo en los territorios indígenas se deben realizar con el consentimiento y participación de las autoridades indígenas".

Para Rosalba Jiménez, líder Sikuani, "la información que dio en el taller es importante para conocer las dinámicas internacionales relacionadas con las salvaguardas. Tenemos un patrimonio desde el conocimiento ancestral que ha permitido la conservación de los territorios. Por eso, los indígenas que tenemos esa sabiduría y territorios, debemos seguir contribuyendo a la definición de acciones desde esta sabiduría. Esto contribuirá enormemente al mejoramiento de la resolución de los conflictos e impactos ambientales. Es importante realizar un ejercicio de resignificación de la palabra REDD+ en favor de la concepción indígena".

Blanca Andrade, del Consejo de Mujeres de la Macro Occidente, resaltó que "es clave que no nos digan a los pueblos indígenas cómo conservar, pues lo hemos hecho desde siempre, lo que deben hacer es apoyarnos a hacerlo como lo hemos hecho siempre".

 

Para más información, contactar a Marcela Rodríguez, Especialista en comunicación y gestión del conocimiento en ONU REDD Colombia: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it..