Posted by: on

En las últimas décadas, Argentina ha enfrentado un creciente proceso de deforestación y degradación de los bosques nativos, mediante el cual se pierden aproximadamente 180.000 hectáreas por año. De acuerdo al último informe bienal de actualización (BUR, por su sigla en inglés), un 14,2% del total de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del país provienen de cambios de uso del suelo, en particular de la deforestación.

La desaparición del bosque preocupa no sólo por incidir en la problemática del cambio climático. También preocupa por la pérdida de biodiversidad, los impactos en los medios de vida rurales y los daños a servicios eco-sistémicos, tales como el aprovisionamiento de agua y la retención de suelos.

Argentina ha expresado su compromiso político con la agenda de cambio climático y adherido al Acuerdo de París establecido en el marco de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC). En diciembre de 2016 presentó su Contribución Determinada a Nivel Nacional revisada en el marco del Gabinete Nacional de Cambio Climático (GNCC), por medio de la cual establece metas voluntarias que se proponen alcanzar mediante la implementación de acciones de mitigación y de adaptación.

Con el fin de dar cumplimiento a los compromisos vinculados al sector Bosques, el país está desarrollando el Plan de Acción de Bosques y Cambio Climático (PABCC). Este Plan es un instrumento de política pública y un marco de gestión operacional que tiene por objetivo general reducir las emisiones y aumentar la captura de GEI del sector forestal, a través del fortalecimiento de la gestión sostenible de los bosques nativos para reducir su vulnerabilidad frente al cambio climático, así como la de las comunidades que dependen de estos.

El PABCC ha sido desarrollado y elaborado por la Dirección Nacional de Cambio Climático en conjunto con la Dirección de Bosques, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (MAyDS). Para ello, se ha realizado una serie de estudios técnicos de base para la identificación de causas de la deforestación y degradación forestal, que incluye modelos causales específicos según ámbito geográfico y dinámica de cambio de uso del suelo, como así también un análisis del marco legal e institucional nacional existente, entre otros.

Asimismo, y a fin de establecer un proceso trasparente, abierto y efectivo de consulta con actores relevantes, se implementó un plan de participación que promovió la creación de espacios de diálogo. Este proceso abierto tomó en cuenta consideraciones de género e interculturalidad, con el objetivo de incorporar al documento la percepción, interés y voluntad de los distintos grupos de actores vinculados al bosque y establecer mecanismos efectivos de coordinación.

En el plano político estratégico se trabajó por un lado, en la Mesa de Agro y Bosques del GNCC. Esta mesa está conformada por equipos de gobierno pertenecientes a distintas unidades del Ministerio de Ambiente y del Ministerio de Agroindustria, quienes realizaron un acompañamiento continuo durante todo el proceso de diseño y desarrollo del Plan. El borrador del Plan también fue compartido en la Mesa Nacional Ampliada del GNCC, espacio de consulta abierto a la sociedad civil.

Por otro lado, se articuló con los gobiernos provinciales a través del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA). Particularmente, se trabajó con la Comisión de Cambio Climático y la Comisión de Bosques Nativos, buscando articular también en ese espacio las políticas de bosques y cambio climático.

Resulta interesante destacar además, la realización de encuentros de diálogo multisectoriales a nivel de cada una de las regiones forestales del país. En estos encuentros, a través de metodologías específicas de construcción de consenso se han discutido y priorizado las causas de la deforestación y la degradación a nivel local, así como propuesto líneas de acción estratégicas para abordar la problemática. En estos encuentros participaron más de 300 personas, entre ellos funcionarios y técnicos de gobiernos provinciales, tanto de las carteras ambientales como de producción, organizaciones no gubernamentales (ONG), institutos educativos y de ciencia y tecnología, el sector privado, pequeños productores, comunidades locales y pueblos originarios. Adicionalmente, se estableció grupos de trabajo técnicos a nivel nacional en los que se retroalimentaron y discutieron los avances y resultados de los estudios técnicos, como así también se brindaron recomendaciones sobre cómo mejor abordar temas vinculados a los cuatro pilares de REDD+, como ser: participación y consulta con pueblos originarios, salvaguardas y beneficios sociales y ambientales de los bosques, el fortalecimiento del Sistema Nacional de Monitoreo de Bosques, entre otras.

El Plan de Acción es la conjugación de los procesos técnicos y participativos hasta aquí descritos. Resulta del trabajo de sistematización, análisis e integración de los insumos recabados en cada una de las diferentes instancias por el equipo del Programa Nacional ONU-REDD, en diálogo con los técnicos de la Dirección Nacional de Cambio Climático y la Dirección de Bosques, con el apoyo de organizaciones socias y consultores vinculados en el proceso.

En este sentido, el Plan busca comprender el estado de situación actual de los bosques nativos del país y delinear un escenario al año 2030 considerando su desarrollo en bajas emisiones. A tal fin, establece una serie de ejes estratégicos tanto estructurales como operativos, que guían acciones y medidas orientadas a reducir la deforestación y degradación forestal, como así también tendiente a la restauración y recuperación de los bosques nativos.

Para alcanzar las metas esperadas, el Plan de Acción promueve un adecuado ordenamiento territorial, un uso sostenible y competitivo del suelo, la conservación y la recuperación de los paisajes productivos, a partir de la integración de diversas cosmovisiones. Igualmente, se abordan cuestiones vinculadas al fortalecimiento de las estructuras de las comunidades locales asociadas a los bosques nativos, la seguridad jurídica de la tenencia de la tierra y la revalorización de saberes ancestrales.

Argentina Encuentro region Parque Chaqueno

Discusión sobre causas de la deforestación y degradación forestal. Encuentro de diálogo multisectorial para la región de Parque Chaqueño. Provincia de Santiago del Estero, Argentina. 

Todo lo anterior ha otorgado al Plan de Acción de Bosques y Cambio Climático un sólido anclaje institucional. Además de ser parte de las discusiones del GNCC, instancia que discute los planes de acción para la implementación de las NDC, vincula a los niveles político y técnico de las entidades de gobierno provincial y nacional, así como a la sociedad civil.

A través de la puesta en marcha del PABCC, Argentina estará dando cumplimiento a los compromisos asumidos a nivel internacional y promoviendo un desarrollo forestal sustentable y resiliente al clima que permita progresar en la lucha contra el cambio climático y generar beneficios sociales y ambientales adicionales vinculados a la reducción de la pobreza y la conservación de la biodiversidad.

Fernanda Alcobe, Coordinadora de la Unidad Operativa de Proyecto

Programa Nacional ONU-REDD Argentina, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación

Tags:
Last modified by: on