Posted by: on

Ofrecer incentivos atractivos mediante pagos por carbono para la conservación de bosques al sector agropecuario de Paraguay es económicamente factible, según un nuevo estudio publicado por el Programa ONU-REDD.


El informe Sinergias entre REDD+ y la Ley de Valoración y Retribución de Servicios Ambientales de Paraguay indica que los incentivos serían competitivos con los rendimientos actuales de este sector. A un precio de carbono forestal de 5 USD por tonelada de dióxido de carbono equivalente (TnCO2e), un programa REDD+ establecido en el país podría cubrir los costos de oportunidad del 61% de las emisiones por deforestación. Con un precio de 7 USD, el alcance del programa llega al 81%.


El objetivo de este estudio fue apoyar al Programa Nacional Conjunto de Paraguay en el análisis de los costos y beneficios relacionados con la imple¬mentación de un programa REDD+. Para ello, se realizó un análisis de costos de oportuni¬dad e implementación a nivel nacional, los potenciales beneficios monetarios del programa y sinergias con la Ley 3001/06 de Valoración y Retribución de Servicios Ambientales.

 

grafico art paraguay 1


Según el informe, los ingresos potenciales de un programa REDD+ serían sustanciales y tendrían la capacidad de ser una fuente de recursos clave para la protección del bosque paraguayo. Usando los valores reportados por FAO en 2015 para contenido de carbono arriba del suelo, con un pago de 5 USD/TnCO2e y una meta de reducción de deforestación del 50% por debajo de lo reportado entre 2000 y 2015 (366 mil hectáreas anuales), se podrían obtener ingresos brutos del orden de los USD 91 millones anuales.


En estos números no están internalizados los beneficios sociales y ambientales que emanan de la conservación de los bosques ni los costos sociales y ambientales asociados a su pérdida. Incluirlos haría todavía más atractivo desde el punto de vista público la implementación de un mecanismo REDD+.
Paraguay ha experimentado pérdidas importantes en su cobertura boscosa, liga¬das principalmente a cambios en el uso de la tierra. Según el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), en el caso de la región Oriental, la cobertura boscosa se redujo de 55% del territorio en la década de 1940 a 24% en 2000, lo que equivale a 6,7 millones de hectáreas deforestadas.


En el caso de la región Occidental o Chaco, entre 1990 y 2011 la superficie boscosa se redujo 16%, lo que equi¬vale a 3,9 millones de hectáreas de bosque perdidos. Para el periodo de 2000 a 2015, la FAO estima una pérdida de bosque de casi 5,5 millones de hectáreas, con un promedio anual de 366 mil hectáreas.
Los valores reportados en este informe sobre costos de oportunidad y beneficios no incluyen los costos de implementación y transacción de un programa REDD+. Es necesario, señala el mismo documento, que la discusión de posibles acciones y medidas REDD+ en Paraguay esté sujeta a un análisis riguroso de costo-beneficio y que los componentes de un programa REDD+ como monitoreo y reporte se realicen de manera costo-eficiente. Ignorar esta premisa puede volver no factible el programa en el país.

 

grafico art paraguay 2


Ley 3001/06 de valoración y retribución de servicios ambientales


Los resultados de este estudio indican que la implementación de la Ley 3001/06 debería ser una política clave de un programa REDD+ en Paraguay. En su definición de servicios ambientales, la ley incluye la protección, manejo de bosques y reforestación, actividades contempladas bajo un esquema REDD+.
La implementación conjunta de la ley y de REDD+ podría constituirse como una herramienta clave para reducir la deforestación en el país. Según el informe, diferentes combinaciones de pagos por REDD+ y servicios ambientales resultan en incentivos competitivos para todos los tipos de finca del país, excepto la sojera de la Zona Sur-Este.

 

Descargue el informe completo aquí.

 

Tags: