Posted by: on

Por: Angelo Sartori, Jefe de la Unidad de Cambio Climático y Servicios Ambientales (UCCSA), Corporación Nacional Forestal (CONAF) de Chile, y punto focal para Chile del Programa ONU-REDD y Rodolfo Contreras, Jefe de la Unidad de Política Forestal de CONAF

Chile Conaf1

En mayo de 2016, el Ministerio de Agricultura de Chile presentó formal y públicamente la Política Forestal 2015-2035, en la cual se establecen los lineamientos del desarrollo forestal bajo criterios de sustentabilidad económica, social y ambiental. Esta política pública es el resultado de un proceso que incluyó al conjunto de actores y agentes institucionales, productivos y sociales vinculados al sector forestal chileno. Comprende la mayoría de las áreas temáticas sectoriales, las que se encuentran comprendidas en cuatro ejes estratégicos: institucionalidad forestal, productividad y crecimiento económico, equidad e inclusión social, y protección y restauración del patrimonio forestal. Múltiples, reuniones de trabajo, talleres participativos y sesiones del Consejo de Política Forestal, realizadas en distintas ciudades del país, permitieron identificar desafíos y elementos de visión compartidos, y luego, a partir de aquellos, definir los objetivos y las metas de la política forestal de corto, mediano y largo plazo. 

Estrechamente vinculado al proceso de construcción de la política forestal, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) se encuentra formulando e implementando las primeras acciones concretas de la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (ENCCRV), cuyo objetivo es apoyar la recuperación y protección del bosque nativo y formaciones xerofíticas, así como potenciar el establecimiento de formaciones vegetacionales en suelos factibles de ser plantados, como medidas de mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático, la desertificación, la degradación de la tierra y la sequía, elementos que en diversos objetivos de la Política Forestal están altamente relevados con metas específicas en cada caso.

La ENCCRV considera como elementos internacionales claves para su direccionamiento lo dispuesto en la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) y del enfoque de políticas que promueve la disminución de la deforestación y degradación de los bosques, así como también la promoción del manejo forestal sustentable, la conservación de bosques y los aumentos de los reservorios de carbono, más conocido como REDD+, de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

Chile Conaf3

La ENCCRV cuenta con un potente apoyo internacional como se ha descrito en recientes publicaciones de CONAF, como la Nota Informativa N°4 denominada: “Cooperaciones internacionales en el marco de la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (ENCCRV) de Chile: Fondo Cooperativo del Carbono Forestal (FCPF); Programa de las Naciones Unidas para REDD+ (ONU-REDD) y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE)”, lo cual ha permitido desarrollar los elementos fundamentales de preparación asociados al Marco de Varsovia de REDD+, que a nivel local apuntan en satisfacer las metas forestales de Chile establecidas en el Contribución Nacional Determinada (NDC, por sus siglas en inglés) ratificada por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y consignada ante la Secretaría de la CMNUCC el año 2015.

En términos concretos, la ENCCRV ha avanzado sustancialmente en cuatro elementos principales: I) definir un documento de estrategia como tal el cual estará disponible durante el año 2016; II) elaborar un nivel de referencia de emisiones y absorciones de carbono forestal, para lo cual se cuenta a la fecha con información base las regiones de Valparaíso a O´Higgins el cual se resume en la Nota Informativa N°3, recientemente publicada por CONAF, así como también en proceso de revisión oficial de la CMNUCC de información para las regiones del Maule a Los Lagos (véase reporte completo aquí); (III) diseñar e implementar un sistema de monitoreo de emisiones y absorciones de carbono, compatible con el nivel de referencia, que permita medir el desempeño de las medidas de acciones que se implementen bajo la ENCCRV, y (IV) velar por el cumplimiento de las salvaguardas sociales y ambientales para minimizar eventuales externalidades negativas y maximizar los beneficios en la fase de implementación de las medidas de acción, para lo cual se ha realizado un amplio proceso participativo, el cual se basa en la metodología descrita en el Plan de Salvaguardas de la ENCCRV publicado en mayo del presente por CONAF.

Es en este contexto, que la ENCCRV se ha nutrido permanentemente durante el proceso de formulación y directrices resultantes de la Política Forestal 2015-2035, contemplándose ampliamente el rol de los bosques y formaciones xerofíticas en la mitigación y adaptación al cambio climático, así como también en su rol de combate contra la desertificación, la degradación de la tierra y la sequía.

Para mayor información contactar a  Angelo Sartori () Jefe de la Unidad de Cambio Climático y Servicios Ambientales (UCCSA), Gerencia de Desarrollo y Fomento Forestal (GEDEFF), Corporación Nacional Forestal (CONAF) de Chile, y punto focal para Chile del Programa ONU-REDD y a Rodolfo Contreras (), Jefe de la Unidad de Política Forestal de CONAF. 

 



 

 

Tags:
Last modified by: on